El Gobierno impulsará con 316 millones proyectos renovables innovadores

El Gobierno impulsará con 316 millones proyectos de energías renovables innovadores

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico destinará en los próximos meses un total de 316 millones de euros a ayudas para apoyar proyectos que favorezcan la integración de energías renovables.

El Ministerio ha destacado que este conjunto de ayudas, alineadas con las prioridades marcadas por la Unión Europea de cara a la reactivación económica frente al Covid-19, «favorecerán la generación de empleo y de actividad económica en el segmento industrial de las energías renovables, que en España es puntero, así en sectores asociados, como el de la construcción».

La mayor presencia de energías limpias en el sistema que facilitarán estas líneas de ayudas, ejercerá un efecto tractor sobre la economía y la industria española, que se beneficiará de los ahorros asociados a las renovables, que constituyen la fuente de generación más barata en la actualidad.

Líneas de ayudas en energías renovables

Se establecen dos tipologías de ayudas que incluyen a proyectos de producción de energía térmica con fuentes renovables, incluyendo instalaciones de producción de gases renovables (como, por ejemplo, bombas de calor o sistemas de energía solar de concentración para aportar calor a procesos industriales); y de generación eléctrica con fuentes renovables, como pueden ser proyectos eólicos o fotovoltaicos con almacenamiento o para autoconsumo. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado dos bases reguladoras para la concesión de 246 millones de euros en ayudas a proyectos renovables a través de convocatorias en régimen de concurrencia competitiva.

Además, estas líneas se complementarán con dos próximas convocatorias específicas para la promoción de proyectos de energías renovables en Islas Baleares, con un presupuesto de 20 millones de euros; y Canarias, donde se destinarán otros 54 millones de euros.

Estas líneas de actuación, elaboradas en colaboración con las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla, contribuirán a la consecución de los objetivos que se ha fijado España de duplicar el consumo de energía renovable en 2030 y alcanzar la neutralidad climática en 2050.