Las explotaciones ganaderas no son ajenas a los nuevos sistemas de generación, en concreto a la energía fotovoltaica. Así queda de manifiesto en esta granja de nueva construcción, ejecutada con una cubierta fotovoltaica de 17 kW de potencia pico instalada. Además, la explotación cuenta con un sistema de acumulación de baterías de plomo ácido, gracias al cual se puede mantener aislada de la red eléctrica.